+34 655 145 941 hola@bcnretailschool.com

Lo mejor que tiene ir a los sitios de siempre por diferentes caminos es que siempre descubres algo interesante. Hacía tiempo que no pasaba por delante del Flash de Barcelona, icono de los años 70 y que milagrosamente todavía existe (merecerá un post en el futuro), cuando descubrí una pequeña joya de más o menos 35 x 35 cm que alberga en su interior una vitrina con temática literaria o quizás estacional, en cualquier caso muy de agradecer viniendo de un restaurante.

Hubo un tiempo en el que algunos restaurantes de Barcelona hacían escaparates, hechos por profesionales, por estudiantes o por sus propios medios. Uno de ellos, lo cambiaba cada mes y convocaba a sus clientes. Les invitaba a una copa mientras el autor hacía la ceremonia de descubrir el escaparate, cual placa conmemorativa. Los asistentes aplaudían, hacían fotos y lo mejor de todo, eran fidelizados por el restaurante.

Esperamos que vuelvan esas maravillosas costumbres.